1503296_1471141979779572_969960863_n

 

  • Fomento oculta que el dinero ha sido obtenido mediante la sustracción a los afectados por la supresión retroactiva de la subsidiación de planes anteriores.
  • Fomento nos sigue negando el derecho a percibir nuestras ayudas a pesar de tener en contra el criterio de los tribunales y de la Defensora del Pueblo y con un recurso de inconstitucionalidad en liza.
  • Nosotros no estamos en contra de que el nuevo plan vaya dirigido al alquiler, lo que denunciamos es que se haga a nuestra costa, con el dinero de nuestras ayudas, y sin ni siquiera eliminarnos ninguno de los condicionantes de nuestra vivienda protegida.

Fomento ha lanzado una campaña de prensa a bombo y platillo para publicitar los millones que está invirtiendo en el nuevo plan de vivienda 2014-2016, tal como ha ocurrido en el reciente convenio firmado con Extremadura[1]. Sin embargo, omite que estos millones de euros son en realidad los que Ana Pastor ha sustraído a los beneficiarios de planes de vivienda anteriores afectados por la supresión retroactiva de la subsidiación.

El dinero de las ayudas suprimidas a los afectados irá destinado a financiar el nuevo plan de vivienda de Ana Pastor, así lo reconoció la directora General de vivienda Pilar Martínez el pasado septiembre.

NOSOTROS LOS AFECTADOS ESTAMOS PAGANDO LOS PLANES DE VIVIENDA DE LOS PRÓXIMOS AÑOS – ¡ES UNA ESTAFA!

¿Cómo ha ocurrido esto? El 10 de abril de 2013 se publicaba en el BOE el nuevo plan de vivienda 2013-2016 de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la renovación y regeneración urbanas. Este plan se basa principalmente en el alquiler, la rehabilitación y renovación. El punto número uno era el “Programa de subsidiación de préstamos convenidos” y solo refleja la ayuda para aquellos que estuviesen percibiendo la ayuda en sus primeros cinco años, no para los que le toque renovar después del 15 de julio de 2012 como así quedó reflejado en la disposición adicional segunda de la ley 4/2013 de Fomento del alquiler, aunque tuviesen la ayuda reconocida en su escritura por diez años o quince años o reconocido el derecho a renovarla en la misma pasado ese tiempo le denegarían la ayuda aún cumpliendo los requisitos establecidos en el plan de vivienda. SE TRATA DE UNA SUPRESIÓN RETROACTIVA.

¿De dónde saldría el dinero? ¿De los afectados por la supresión de la subsidiación? La respuesta es SI, a cada uno de los afectados, más de 300 mil familias en toda España, se le quitaría una media de entre 90 y 400 euros mensuales es decir, como poco en cinco años dejarían de percibir 5400 euros.  Dicho recorte a los derechos adquiridos, iría destinado a financiar el nuevo plan de vivienda 2014-2016, así lo reconoció en su momento la directora general de vivienda D. Pilar Martínez  en el reportaje de SU VIVIENDA del diario el Mundo del pasado 27 de septiembre de 2013.

En dicha entrevista Martínez dijo que el ahorro que conllevaría la supresión de la subsidiación iría al alquiler social, es decir, camuflan el recorte de las prórrogas de subsidiación en la estabilidad prespuestaria  y la coyuntura económica, para luego destinarlo a otros fines como es la financiación del nuevo plan de vivienda.  ¿Estabilidad presupuestaria o poder colgarse la medalla de un nuevo plan de vivienda?

Nosotros no estamos en contra de que el nuevo plan vaya dirigido al alquiler, lo que denunciamos es que se haga a nuestra costa, con el dinero de nuestras ayudas, y sin ni siquiera eliminarnos ninguno de los condicionantes de nuestra vivienda protegida.

Ya nos lo adelantaba Martínez en la reunión que mantuvo con la Coordinadora nacional, donde invitó a los afectados que no pudiesen pagar la hipoteca a irse de alquiler, suponemos que en previsión de los nuevos planes del Ministerio. Quedó patente una vez su desconocimiento al respecto del cargo que ocupa, ya que las VPO no se pueden vender ni alquilar durante diez años, así como falta de empatía y sensibilización para con los afectados.

Denunciamos  el engaño del Ministerio de Fomento, la inseguridad jurídica en la que ha dejado a todos los afectados y el expolio de las ayudas comprometidas en los diferentes planes de vivienda.

 

NO AL ROBO DE LA SUBSIDIACIÓN

Anuncios