EL MINISTERIO DE FOMENTO HA RECHAZADO INCORPORAR EN EL PROYECTO DEL PLAN DE VIVIENDA 2018-2021 LA RECUPERACIÓN DE LAS PRÓRROGAS DE SUBSIDIACIÓN VPO SUPRIMIDAS RETROACTIVAMENTE Y QUE HAN AFECTADO A 300.000 FAMILIAS.

TODOS LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS SOCIALISTAS PRESENTARON ALEGACIONES AL ANTEPROYECTO PARA INCORPORAR ESTAS AYUDAS, CON EL PROPÓSITO DE RECUPERAR LOS DERECHOS RECORTADOS Y MEJORAR LAS CONDICIONES SOCIOECONÓMICAS DE ESTAS FAMILIAS.

LA RECUPERACIÓN DE ESTAS AYUDAS NO SOLO ES UNA MEDIDA FACTIBLE Y RAZONABLE, SINO QUE SOBRE TODO ES UNA CUESTIÓN DE JUSTICIA, PARA AFECTADOS ABANDONADOS POR EL GOBIERNO DE RAJOY EN PLENA CRISIS Y CON LOS TIPOS DE INTERÉS MÁS ALTOS QUE EN EL MERCADO LIBRE.

LA SOBERBIA DEL MINISTERIO DE FOMENTO HA DESDEÑADO ESTA POSIBILIDAD. NO OBSTANTE, LOS AFECTADOS VAMOS A SEGUIR PELEANDO PARA QUE ESTOS DERECHOS SE INCORPOREN DURANTE LA TRAMITACIÓN DE LA LEY.

RECORDAMOS QUE FOMENTO SIGUE SIN CONTESTAR A LOS AFECTADOS SOBRE UNA SOLICITUD DE REUNIÓN. TAMBIÉN EL PARLAMENTO EUROPEO LLEVA UN AÑO ESPERANDO A QUE LE CONTESTEN SOBRE UN INFORME SOLICITADO SOBRE NUESTRA DENUNCIA.

Mar Rominguera, portavoz socialista de vivienda

Todos los gobiernos autonómicos socialistas habían presentado alegaciones al anteproyecto del nuevo plan de vivienda 2018-2021 instando a la recuperación de las prórrogas de subsidiación de préstamos protegidos, según nos confirmó la portavoz de vivienda socialista en el Congreso de los Diputados, Mar Rominguera. Estas ayudas habían sido suprimidas retroactivamente en plena crisis económica por el Gobierno de Rajoy y afectaron a más de 300.000 familias.

Según nos han comunicado a través de las instituciones que lo habían presentado, el Ministerio de Fomento ha rechazado incorporar la petición de estas consejerías en el proyecto de ley, que se tramitará en breve en las Cortes. No obstante, a pesar de este rechazo, los afectados vamos a seguir luchando para que el arco parlamentario incorpore la recuperación de estas ayudas durante su tramitación parlamentaria.

Los afectados somos conscientes de las dificultades económicas que conlleva y, por ello, hemos propuesto un calendario de pagos realista, factible y razonable de acuerdo a la actual situación de las cuentas públicas, en un contexto de recuperación económica e incremento recaudatorio.

La recuperación de  estas ayudas es además una cuestión de justicia. Su supresión acarreó precariedad y muchas dificultades a miles de familias afectadas, que tuvieron que asumir un incremento de sus hipotecas de entre 90 y 300€ al mes, en plena crisis económica, en unas hipotecas que no podíamos dejar de pagar. Además los tipos de interés que por entonces estaba fijando el mismo Gobierno se encontraban por encima de los tipos de interés del mercado libre, lo que supone un agravio más a añadir.

Los afectados confiamos en los partidos políticos para recuperar este derecho social básico y constitucional de la vivienda protegida.

Agradecemos a estos gobiernos autonómicos la labor de defensa del derecho de los afectados de la vivienda protegida a recibir su ayuda.

Anuncios